cuántas veces se ha entrado en este blog???

miércoles, 24 de octubre de 2012

Decimocuarto capii, parte 2/2

Al acabar el primer tiempo, un fantástico 28-0 demostraba nuestro nivel (11 goles de Nun, 12 míos y 5 de Chim).
- Niñas, si seguís manteniendo este nivel... Podemos quedar primeras de la liga sin dificultad -Dijo nuestro entrenador, la mar de contento -. Sé que podéis, sois el mejor equipo de Galicia. Para el segundo tiempo, Teresa, Nuria y Chimpun van a descnsar. Mary, sigue haciendo jugadas. Elena y Marta, de laterales. Habéis hecho cruces dobles y hasta triples en los entrenamientos, van a ser pan comido para vosotras. Claudia, defenderás en el extremo y en el ataque desdoblarás (ponerse a hacer de doble pivote para abrir hueco y tener más tiro). Entre yupi y tú quiero 10 goles más. Vamos a rematar este partido, niñas.
- ¡¡¡¡¡UN DOS TRES... PABELLÓN!!!!!
Y así lo hicieron. Cuando volvimos al vestuario, con un estupendo 58-1 (espinita clavada por ese gol) a la espalda...
- Buah, he metido más goles que en toda mi vida - comenté.
- Y yo he defendido mejor que un olímpico, ¿Visteis cuando se inclinó hacia mí para tirar y la tumbé? ¿A ella y a sus infinitas lorzas? - preguntó Nuria, haciéndonos reír
- ¡Vaya si lo vi! ¿ Y qué me dices del gol que metí en el extremo derecho, en el que me puse horizontal en el aire? - contesté yo, eufórica.
- Todas lo vimos, chicas - aprobó Chim, chocando palmas con Marry y Yupi.
- ¿Y esas caras de misión cumplida?
- Nuestro plan fue haceros hueco y daros pases a tutiplén para que acribillarais a las rivales y los chicos os tomaran por diosas del balonmano - canturreó Marry, antes de meterse en las enormes duchas comunes.
- ¡Guau, chicas! Necesito compañeras como éstas, ¿Eh? - Dijo.Sandra, entrando.
- ¿Tú también conocías el plan? - preguntó mi prima, pasándome su champú
- Todos menos vosotras y los chicos ^^.
- Eh, goleadoras, ¿No os quitáis los collares para ducharos?
- ¡¡¡¡¡NO!!!!! E-e-es que...
- ... Tienen un gran valor... Sentimental. Sí. Eso. Sentimental.
- ¿Y eso? ¿Quién os los regaló? - inquirió Nerea, asomando desde las duchas mientras nos secábamos con las toallas.
- ... ¡Los chicos! - Salté yo. Y en cierto modo, era verdad.
- ¿ Y cómo es que Chim también se ducha con el suyo... Y que Sandra no se quite el suyo ni para el partido? - rebatió Ángela, nuestra pequeña portera.
- Jo... Es que el mío me lo regaló mi padre en su lecho de muerte... - sollozó Sandra.
- El mío... No os puedo decir quién me lo dio. Es secreto - musitó Chimpun. Esa niña tenía un don impresionante: Dos frases y tenía "oficialmente" un novio secreto.
Una vez volvimos a casa...
- ¡Qué partidazo, chicas! Estoy pensando en meterme yo también a balonmano - nos felicitó Marcos
- Sí, yo también. No me habían dedicado nunca tantos goles ^^ - sonrió Lucas - ¿Sabéis qué? Hoy hay luna llena... A lo mejor PingPong se convierte en perrito ^3 - añadió, haciéndonos reír una vez más.
Cuando Lucas dijo luna llena, Marcos me cogió de la mano, aunque me acababa de dar cuenta. No me sonrojé, pero esa mano me transmitió una enorme sensación de tranquilidad y protección.
Cuando llegamos al cuarto piso entramos, fuimos a la habitación, descargamos nuestras bolsas, nos quitamos las chaquetas, fuimos a ayudar a la cocina y...
- ¿¿¿PERO QUÉ HABÉIS HECHO AYER??? - Exclamó mi madre.
- Emmm... A ver cómo te decimos esto... ¡¡¡JUNTOCONLOSCHICOSDEABAJOTENEMOSPODERESMAGICOSYTENEMOSQUEENCONTRARAUNTALDIOSDISFRAZADOCOMBATIENDOENEMIGOSABASEDEHECHIZOSYPALIZASYPORESOAHORAESTAMOSASÍ!!! - No tenía más remedio que decírselo: Mi madre es magiquísima y me pilla las mentiras casi antes de que las diga.
- Mmmm... ¿Quieres que te tome por mentirosa o me vas a demostrar que esa estupidez tiene sentido? - respondió ella, casi sin inmutarse.
- ... ¡Star! Hazte visible ante los humanos
- ¿Con quién... O.O ¡¡¡CRASH!!! QUÉ ANINMAL ES ESE Y QUÉ HACE EN NUESTRA CASA?
- Es... Mi guardián. Me proporciona mis poderes.
- Pues mientras se porte bien, no maúlle y no haga sus cositas en la alfombra, puede quedarse. Y respecto a todo eso de la magia... Me desentiendo del tema. Haced lo que queráis y que no me lleve ningún disgusto. ¿Entendido?
- ¡¡¡Vale!!!
- Ah, y Nuria... Llamó tu madre, que mañana por la noche te vuele a intentar llamar.
- Vale, tendré el móvil cargado ^^.
- Una cosa más, Ma...
- ¿Qué?
- Hoy dormiremos siesta ^^ Estaremos en nuestro cuarto.
- Como salga el bicho ese le doy un escobazo. Avisado queda - Star se ocultó detrás de mí, y yo lo agarré y lo llevé a nuestro cuarto. Allí Blaze se hizo visible también mientras Nuria y yo nos poníamos ropa de siesta: Sudadera-manta, pantalones cómodos y calcetines de andar por casa. Cogimos cada una una manta del cuarto de mis padres y nos echamos en nuestras camas, abrazadas a nuestros guardianes (Para dormir se volvían suaves y blanditos,y su luz se apagaba para no despertarnos).
Debíamos tener cansancio acumulado, porque mi madre nos despertó a la hora de la cena:
- ¡¡¡Niñas, o venís a cenar ya o no volvéis a ver una cena caliente en vuestras vidas!!!
- Vaaaaaaaaaaaaaaaamos -.-
Cenamos con mucha parsimonia, nos pusimos el pijama, y justo cuando me iba a acostar, sonó un whatsapp en mi móvil.
- Es de Lucas y dice que te diga que "Lo de hoy se cancela". ¿Tenías pensado volver a escaparte?
- Eso... Es privado - respondió mi prima con una pequeña sonrisa. - Tesh...
- ¿Sí?
- No nos van a dejar nunca, ¿Verdad?
*Clic* Apagué la luz y me acosté en mi cama.
- Jamás encontrarán dos chicas tan perfectas, Nun.
- Me alegro - Fue lo último que oí antes de quedarme dormida.
Debí despertarme... Sobre las 4 de la mañana, cuando un peso muerto de 60 kilos se abalanzó sobre mi, me tapó la boca para que no gritara y me cogió la mano. Oí un remoto tic-tac, y el peso se levantó, flotando sobre mí:
- Ven, tengo algo que enseñarte.- Dijo su voz.
Intenté coger mi sudadera, pero no podía hacerlo sin despertar a Nuria.
- Puedes patearle el estómago, que no se despertará... Hasta que vuelva a ponerlo en marcha. - Le hice caso y pasé por encima de su cama sin pisar a la pobre Nun, cogí mi sudadera-manta y miré a la sombra-bulto-volador, que estiró sus brazos (Si acaso tenía) hacia mí. No sé si lo interpreté bien o no, pero me colgué de sus brazos (Ídem del paréntesis anterior) a lo Mary Poppins y salimos flotando por la ventana. Con las luces de las farolas de 50 metros más abajo pude mirar su cara: Llevaba el pelo todavía más despeinado que de costumbre, y sus ojos adquirían mil colores con las tenues luces anaranjadas, blancas y azules. Le miré sin darme cuenta de la sonrisa de boba que se me había quedado en la cara, él se dio cuenta de lo embobada que estaba, me dedicó una sonrisita y se le subieron los colores, lo que hacía su perfecta sonrisa todavía más blanca, y me susurró:
- Deberías transformarte... Me-me estoy poniendo nervioso y... Podrían fallarme los brazos...
- Pero yo sé que no te van a fallar, Marcos... No conmigo entre ellos - susurré como respuesta, dándole un besito en la mejilla. Él... Se quedó tan embobado que le flojearon los brazos y me precipité hacia la oscuridad de la noche. Pude ver cómo se dirigía hacia mí en picado con gesto de disculpa, justo antes de que mi colgante reaccionara y me transformara.
Llevaba un calzado a medio camino entre un zapato de payaso y una zapatilla de skater de color blanco con detalles azules y con unas minúsculas alitas a ambos lados de cada pie. Unas medias de algodón blanco me subían hasta el muslo, coronadas con un borde de purpurina azul. Lo impresionante era mi traje. ¿Sabéis qué es un bustier? ¿No? Pues a ver: Coged un traje de baño de cuerpo entero, fusionadlo con un corsé medieval: Un body de palabra de honor cerrado sólo con un cordón cruzado e la espalda, que tenía en la cadera a penas 3 o 4 volantes blancos y azules para cubrir lo justo y ni un milímetro más. Eso es un bustier, y el mío era de terciopelo blanco (o algo que se le parecía) y dibujos y botones de purpurina azul. {Si seguís sin pillarlo, es como el traje de Hanon la de pichi pichi pitch pero con más blanco}.
Cuando alcé el vuelo con mis zapatos, Marcos ya había dejado de bajar y me estaba esperando:
- Nuevo cuerpo, nuevo traje... Te queda muy bien - dijo él, bastante sonrojado.
- ...Gracias. ¿A dónde vamos? - pregunté yo, como un tomate.
- ¡Sígueme! - Exclamó él antes de salir escopetado hacia abajo. sus alitas dejaban una estela dorada, así que no me costaba nada seguirle. Descendimos hasta que él decidió ponerse paralelo al... Agua. Estábamos a un metro del agua del río Miño (Existe, ¿Vale?), pasando por los ojos de los puentes y levantando una lluvia de rocío que nos empapaba los pies al pasar. Luego subimos casi verticales y aproveché para ponerme a su altura. Estábamos tan altos que no veíamos ni las líneas de la carretera, pero eso no importaba: Hacíamos piruetas, loopings, remontadas, barrenas... Era un maravilloso baile a la luz de la luna y de las brillantes estrellas. Bailando, jugando y persiguiéndonos llegamos a las afueras, jugando a un pilla pilla aéreo lleno de risas y peleas juguetonas. Yo intenté fijarme en el suelo que teníamos allá abajo, en tierra firme, pero Marcos me pilló desprevenida, me abrazó por la espalda y me pulsó la nariz, lo que (extrañamente) hizo que me des-transformara. Ambos caíamos hacia lo desconocido, pero por increíble que pareciera, ninguno de los dos movió un solo dedo. Cuando a penas estábamos a 5 metros, Marcos debió hacer algo raro-chungui-guay, porque empezamos a caer a cámara lenta, aterrizando suavemente sobre un lecho de césped.
- Podías haberme pedido que bajara, o algo así, pero ¡Noooooo! ¡Tenías que agarrarme y tirarme al vacío por segunda vez! - Dije yo con sarcasmo.
- Si no hay algo de sorpresa y tensión, te habrías dado cuenta de dónde estamos...
Y ahí estábamos. Al lado del río y envueltos en vapor. En las termas,mi lugar favorito del extrarradio (y de todo el mundo, la verdad). De noche en las termas :3
¡Chof!
- Venga, ven al agua, está calentita - dijo él, a un par de metros de mí.
- ¿Y empaparme la ropa? Estás loko, Marcusín, perdona que te lo diga - bromeé yo, descalzándome las zapatillas que me puse a todo correr antes de salir y metiendo los pies. Efectivamente, el agua estaba ARDIENDO.
- Nadie ha dicho nada de vestida, yo no veo un caga'o... - dijo la voz de Marcos un poco más allá.
- ¿Pero y si me resfrío?
- Tú eres inmune a eso, Tere...
- ¿Y si alguien nos ve?
- ¡Aquí no se ve nada, no hay farolas en 100 metros!
- ¿Y si...
- Teresa Nieto. No me obligues a ser irrespetuoso contigo y desnudarte yo
Aunque no me viera a mi misma mi a él, por la forma en que se le quebró la voz en plena frase sabía que ambos estábamos sonrojados como EN LA VIDA. Me desnudé y me metí en el agua, que debía estar a tantos grados como la edad de la duquesa de alba... ARDÍA. QUEMABA. ESO ERA ACEITE HIRVIENDO Y NO AGUA. Pero una vez se te cocía el cuerpo, era agradable ^^.
-... Hola - un hombro se pegó al mío.
- Eres maléfico, y me has coaccionado para meterme aquí.
- Pero admite que se está bien... Dijo mientras sentía que echabala cabeza hacia atrás - ...Hay luna llena, y desde aquí se ven muchas estrellas...
Miré hacia arriba, y en el cielo donde a penas 10 minutos antes habíamos danzado como pájaros, un montón de estrellas de todos los colores rodeaban la hermosa Luna, redooooonda y azulada.
- Esto hace a una sentirse en paz con el mundo - Suspiré, posando mi cabeza en su hombro.
- E-eh... ¿Y tanta confianza? Que estoy... ESTAMOS en cueros...
- ¡Marcos!
- ¿S-si?
- ¿No tenemos confianza?
- ¡No es eso! E-e-es que...
- Te quiero, Marcos. Y lo sabes. Y yo... Creía que a ti también... - dije yo, separándome de él. Pero no era yo, era... Debió ser mi instinto: El beso podría ocurrir si forzaba un poquito la situación, y el momento era tan perfecto y romántico...
- Yo... Te quiero, Teresa. Y sé que lo sabes. Y tu instinto y yo, de momento, no nos llevamos muy bien... - se disculpó él, acercándose a mi de nuevo.
Beso, beso, beso...
- Pues si me quieres, ¿Por qué no puedo ni apoyar la cabeza en tu hombro? - Beso, beso, beso... Eso era lo que decía mi instinto. Todo el rato, empeñadito que estaba.
Beso, beso, beso...
- Pues... No sé, estoy... Nervioso...
- ¿Pero por qué? - pregunté yo, mirándole a los ojos.
Beso, beso, beso...
- Pues... Porque te quiero como nunca había querido a nadie, y... Me da miedo perderte. - Ahora él también me miraba.
- Marcos... - Beso, beso, beso. Me incliné hacia él y
*Tictac-tictac*
***
Ou yeah. Por el momento no diré nada más de lo que pasó y lo que no, y sólo Nun lo sabe ^^
Volved a disculpadme errores, tamaño de letra y falta de enlaces y esas cosas :)
¡¡¡Hasta otra!!!

6 comentarios:

  1. MECAGÜEN EL TÍO QUE INVENTÓ LA INTRIGA. AGH. No, no vale dejarnos así. NO. NONONO. Perdona que no comentara en la parte anterior, pero es que ayer no encendí el ordenador. Eres tan perfectamente hjsdkjnfdkf para los momentos románticos que me das envidia. Es que ha sido muy hermoso y muy *----------*. Es que lo del cielo ha sido muy... jolín, hermoso, mágico, ÚNICO. Y con eso lo digo todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajajajajajajajajajajaja no es intriga... ES SUSPENSE MUAJAJAJAJA...
      Eso, que muchas gracias por comentar, que me alegro mucho de quete gustara, y que para el proximo capitulo o para dentro de 2 incluyo a tu personaje ;)

      Eliminar
    2. Creo que de mi personaje hablamos ya... pero yo no me acuerdo. De nada ._. Bueno, lo esperaré con ganas. *-*

      Eliminar
    3. Te aviso que no se te parece... Demasiado. Es como Pablo en 4elements y en la realidad

      Eliminar
  2. Tesii. Sabes mi opinión, y conoces mi cara de besugo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco tu cara de besugo, pero quiero un.comentario decente con tu opinión bien puesta (;

      Eliminar