cuántas veces se ha entrado en este blog???

lunes, 1 de octubre de 2012

Decimocuarto capii, parte 1/2 (ahora queda mucho más bonito, el n°)

Por la mañana siguiente, a pesar de que la norma era "La primera que se despierte, despierta a las demás"; estábamos tan cansadas que, por primera vez, nos ganó el despertador.
- (8) Waaake uuuuuuup, it's a beauuuutiful mooooorniiiiing, Sunnyyyyyyyy... (8) - sonó mi móvil a las 7 en punto (la canción es Let's go surfing, de The Drums)
- Aaaaarg... Apaga ese trasto... - masculló mi prima, medio dormida, desde su cama.
- Voooooooy - contesté yo, casi más soñolienta que ella. Me erguí lentamente... Pero algo ahí abajo iba mal. Muy mal. REALMENTE MAL. Y por ahí abajo me refiero a mi camiseta.
-Mmm... ¿Nuria?
- ¡Que apagues esa cosa, he dicho!
- ¡¡¡NURIA!!! ¡Que es importante!
- ¿Qué andais diciendo tan importante que merece que abra los OH DIOS MÍO. OH-DIOS-MÍO. NURIA... - Chimm se había erguido, y estaba en la misma situación que yo.
- ¡¡SI NO LO APAGÁIS VOSOTRAS, IRÉ... ¿Pero qué? - se sentó sobre la cama, y se dio cuenta de que a Chim y a mí nos pasaba lo mismo que a ella: Talla 95 de busto, aproximadamente. 90-60-90. Llamadlo X. Un tío (tirando a guarro) lo llamaría paraíso. Tres chicas, tres cuerpos top model. Tres chicas, tres pares de pechotes bien puestos. Tres chicas, ningún conjunto de ropa interior asequible. Un panorama "estupendo", vamos.
- ¿Qué hacemos... Con esto? - Dijo Chimpun, señalando... Señalándose. Dejemoslo en eso.
- Hmmm... ¡Poder de la oscuridad! - y el atuendo de transformada de Nun era ropa interior de deportes. Su arma, un conjunto para chimpun.
- ¡Para que luego Marcos se haga el listo! - exclamó Chimpun, agarrando al vuelo el... Arma de Nuria.
- ¡Poder de la luz! - En mi caso, mi atuendo era la parte de abajo, y mi arma era la parte de arriba. - Para hoy, puede servir. Mañana tenemos que irnos de compras urgentes - afirmé.
Pasado el shock, desayunamos, nos pusimos el chándal del equipo (gracias al cielo que era holgado), preparamos las bolsas con la equipación, cogimos todo el hatillo electrónico (móvil, mp3, cascos y cámara), nos peinamos, calzamos y despertamos a Star, Blaze y Kool. Le di un beso a mis padres, y ya en el ascensor...
- ¿Vamos andando hasta el pabellón? - preguntó Uxía.
- Sí. Total, tenemos hora y media de bus hasta el sitio donde jugamos... - razonó Nun. De repente, el ascensor se puso a bajar sin que nadie le diera al botón. Cuando paró y la puerta se abrió...
- ¡Ho-hola! ¿Q-q-q-qué hacéis despiertos tan tem-temprano? - pregunté, roja como un tomate, y disimulando mis "Nuevas virtudes" ante los chicos.
- N-no hace falta que os tapéis... N-nosotros estamos igual - dijo Marcos, dándole al botón del bajo tras dejar entrar a su hermano. Estaban... Un poco más altos, y tenían algo más de músculo, pero nada tan exagerado como lo nuestro.
- No, chicas, ni lo penséis. Nosotros sufrimos más esto que vosotras. Lo que pasa es que lo nuesto está... más abajo - se lamentó Lucas. Eso significaba... O.O
Sonrojo general en el ascensor.
- ... No nos habéis dicho adónde vais ^^U - dijo Chimpun, tratando de romper el hielo.
- ¡Al partido, cómo no! - exclamó el mayor - Nuestros padres nos dejan, y el otro día oí a vuestro entrenador decir que había sitio libre en el bus...
- Sí, la verdad es que siempre hay sitio libre en el bus - observó Nuria
- ¿Có... cómo os las habéis arreglado vosotras c-con... la ropa interior? - preguntó Marcos, como un tomate.
- Eso no os...
- ¡Yo metí por error un conjunto de mi prima, pero ellas no llevan! - saltó Chimpun, interrumpiendo a Nuria.
- ¿¿¿¿¿QUÉEEEEEE????? - Saltó ella.
- ¡¿Y a ti quien te mada decírselo?! ¡BOCAZAS! Pues ahora en el partido me das tu ropa interior, por lista - dije yo, siguiéndole el juego: No me alegró para nada que dijera eso, pero ya le preguntaría después.
- ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡BUEEEEEENOS DÍAS, PRIN...ce... ¿Qué os ha pasado esta noche?!!!!!!!!!! - Saltó otra de nuesras mejores amigas, Uxía (cacahuete), pegando un grito que despertó a media ciudad mientras corría hacia nosotras nada más llegamos, y refiriéndose a ya sabemos todos qué.
- Erm... Euh... ¡¡YA OS DIJE YO QUE LA LUCIÉRNAGA CON VESTIDO Y VOZ QUE SALIÓ DE LA PIZZA NOS HARÍA ALGO DEPRAVADO! - saltó Chim de nuevo (Hoy estaba inspirada).
- Bueno, tanto me importa, yo ya tengo de eso... ¿Y los rubitos estos? - preguntó, mientras su espíritu de ligar se relamía.
- Son MIS vecinos. Tú ya estás por el cani de Claudia - resolví mientras dejaba mi bolsa en la entrada y me sentaba sobre ella.
- ¡Eh! ¿Esa que está al lado de Lucía no es... - Entonces ella, dándose por aludida, dio un paso hacia la derecha para dejarse ver - ¡¡Sandra!! ¿Qué haces aquí?
- Emm... Bueno... La v-verdad es que yo... -balbució ella, roja como un tomate - Yo... Soy l-la...
- ¡Pero dilo, no es pecado!... ¿No será pecado, verdad? - inquirió Lucas.
- N-no me... miréis todos... Que m-me agobio, jo... - susurró, completamente nerviosa. Sólo estabamos nosotros 5 y ella, y ya nos conocíamos de ayer...
- ¿Te pasa algo? Ayer no estabas así...
- Bueno... Es que... Estaba... Transformada - susurró esta vez, algo más calmada.
- Hmmm... ¿Dices que cambias de personalidad al... Transformarte? - pensó Marcos en alto
- No lo dice, es que vista la situación es obvio - afirmé yo.
- Eso. Que ellos son los cerebros, Lucas el humor, y Chimpun y yo la fuerza - resumió mi prima.
- Pues... Ayer Chim... ¿Es Ch-chimpun, verdad? - preguntó. Ya no estaba nerviosa, más bien estaba pensativa - ... No parecía demasiado fuerte... - afirmó mientras sacaba la lengua y ponía los ojos en blanco: Nadie parece fuerte cuando está moribundo.
- Sí, vale, pero fue culpa suya y de que los malos esos me poseyeron -se disculpó Uxía, señalándome.
- ¡JA! ¡Tú te lo buscaste, por dejarte poseer! - rebatí yo. Ahí entramos en una pequeña pelea, que terminó con el mejor lanzamiento de manzana que hice en la vida: Se la partí en la cabeza, y accedió a perdonarme si se la podía comer. Aprovechando que entre manzanazo y grito Sandra empezó a reírse de forma menos tímida, Nun continuó:
- Aún no nos has dicho qué haces aquí...
- ¡Ah! Soy la delegada del equipo cadete femenino de balonmano ^^. Estoy titulada en primeros auxilios deportivos ¿Y vosotras?
- Jugadoras y capitana del equipo cadete femenino de balonmano, un placer - sonrió Chimpun.
- ¡NIÑAS, AL BUUUUUUUUUUUS! - Gritó Paco, nuestro entrenador y padre de Claudia (central y pivote,gran amiga mía y de Cacahuete). No tuvo que decirlo 2 veces. Chim, Nuria y yo cogimos nuestras enormes bolsas de deportes y las metimos en el maletero del autobús, con las del resto del equipo, antes de subir rápidamente a la mitad trasera del bus, donde la fiesta había comenzado: Cacahuete, Tochis (Marta-Martocha-Tocha), Yupi (Antía), Marry (María) y Claudia estaban ya buscando sus altavoces para poner el "Musicote Bus" (Compendio de canciones frikis y temazos de toda la vida que escuchamos para despertar y mentalizarnos). Nos habían dejado un buen grupo de asientos para los 6, que rápidamente nos situamos: Nuria, Chim y yo en la parte trasera con Marry y Caqui (cacahuete es muy largo, ¿Vale?), mientras que los hermanos se sentaron juntos en los asientos que más cerca quedaban. Sandra, por su parte, pidió a Ángela compartir asiento de forma tan amable que Marry supo que serían buenas amigas. Las 2 horas de viaje las pasamos haciendo tonterías con las cámaras, tonterías con la DS de Caqui, tonterías al ritmo del musicote... Y hasta hubo tiempo para bailar el Mr. Taxi con Paco (Larga historia, soberana tontería. No preguntéis). Llegamos allí a las 9, cogimos nuestras bolsas y nos condujeron hasta uno de los (maltrechos) vestuarios, en uno de aquellos diez mil (maltrechos) pasillos. Justo cuando empezamos a desnudarnos para ponernos la equipación, todas las que no se habían dado cuenta de nuestro cambio lo hicieron ahora:
- ¡Eh! Vosotras estáis más atractivas que de costumbre... - se quejó Yupi - ... No os habréis operado... ¡Es por Juan, el cadete, ¿verdad?! ¡¡¡PUES YO ME LO PEDÍ PRIMERO!!!
- Uno, Yup: A VER SI OS METÉIS TODAS EN LA CABEZA QUE NO NOS HEMOS OPERADO. Dos: ¡¡Yo por el amorfo de Juan el cadete no muevo un dedo!! - respondió Nuria con esa bordería que adquiere cuando se cabrea.
- Eso me recuerda... ¡¡¡UXÍA!!! ¿Por qué les dijiste que no llevábamos ropa interior? - grité yo esta vez, agarrándola por los hombros y zarandeándola hasta que se le deshizo el moño que llevaba.
- ¡Para que os miren durante el partido! Las tres sabemos que vosotras dos (Especialmente tú, Tesh) necesitáis que tengan bien claros sus sentimientos. Mejor dicho: Que tengan bien claro lo MUCHO que les gustáis.
- Erm... SIGUE SIN PARECERME BIEN. CUANDO TE ENAMORES TÚ, YA VERE...
- ¿Os habéis enamorado de los rubitos?
- ¿Las dos del mismo o una de cada uno?
- ¿Es por eso que os habéis desarrollado?


- ¡Nosotras os ayudaremos a conquistarles, chicas! - Saltó la voz de Marry sobre la del resto. Ahí fue cuando todas le agradecieron a Marry su gran idea y pidieron órdenes a Chimpun.
- Lo primero es impresionarles durante el partido. Vamos a hacer lo siguiente...
Nuria y yo estábamos excluídas del grupito, calzándonos las Kempa (Zapatillas antideslizantes para pista), porque según las demás "Sería más real si no sabíamos el plan".
- Me dan auténtico miedo...
- Creo que a mí me daría más miedo si en vez de conquistar chicos fuese para librarse de Ella... Realmente tenemos unas compañeras de equipo de lo más bestia.
- Rezo fervientemente por que no se les ocurra lesionarnos y desmayanos hasta necesitar un boca a boca... - opiné en un suspiro. Ahora que me daba cuenta... No me había planteado ningún beso, y cuando por fin me daba cuenta, lo único que sentía era PAVOR. ¡Yo nunca había besado a nadie! Y me gustaría que, ya que era el primero, pues que fuera romántico, a la luz de la luna, a solas... Y con Él. Ahí lo confirmé: Estaba enamorada. Tan enamorada, que quería que mi primer beso fuera suyo. Mi plan era, a partir de ahora, que Marcos me besara.
- ¿Lo hemos entendido todas? ¡Pues salgamos a calentar ya! - exclamó Chimmy ante el asentimiento de las demás.
Como siempre, estiramos, calentamos, hicimos pases, tiramos por puestos y en contraataques, hasta que el árbitro pitó la hora de empezar. Me puse en fila al lado de Nuria y Marry, como casi siempre, y caminamos todo el equipo junto hacia el medio del campo aplaudiendo. Al llegar a medio campo, nos pusimos frente a nuestras rivales. Eran grandotas, pero poco ágiles. Salimos corriendo mientras chocábamos palmas con ellas y con sus entrenadores (todo esto es el saludo inicial. Protocolo, vamos).
Entonces volvimos junto a nuestro entrenador.
- Central, Mary - comenzó, llamando a maRRy de esa forma que me ENERVA - laterales, Nuria y Chimpun. Extremos, Teresa del izquierdo y Lidia del derecho. Pivote, yupi. Os necesito mucho en defensa, salid a cortar tanto como podáis y haced tantos contraataques como os sea posible.
Tras dejar claras las posiciones, nos apretujamos en un corro e hicimos nuestro grito:
- ¡UN DOS TREEES... - resonó la voz de Chim.
- ...PABELLÓN!!! - Respondimos las demás. Las otras hicieron su grito (que no recuerdo ^^U) y el árbitro pitó el inicio del partido. Como siempre debíamos hacer, los extremos y la pivote salimos corriendo antes que las laterales y la central (que llevan el balón) a coger posiciones. Yo no tenía hueco, por lo que salí a buscar pase hacia mi lateral. Movíamos el balón con rapidez, hasta que Marry gritó "¡Teresa!". Eso significaba que yo hacía la jugada: cuando recibía balón la primera vez, lo devolvía hasta la central, que cambiaba de sentido y lo mandaba de vuelta a chimpun. Esta se adelantaba como para tirar, mientras yo corría hacia ella. Pasando rápidamente por detrás, recogí el balón que me pasó (Se llama hacer un cruce, lo de pasar por detras y coger el balón), di tres pasos, y salté. Pero algo volvía a ir mal...O no. Yo como máximo saltaba 20 o 30 centímetros, pero en aquel momento flotaba a metro y medio del suelo. No me paré a pensarlo, apunté abajo y tiré. Con tanta fuerza (que no tenía) que la portera lo intentó parar con el brazo y el balón se lo torció, entrando en la portería y abriendo el marcador.
- ¡Buenísima, Tere! - me gritó Chimpun - Creo que lo de la ropa interior afecta... ¡Pero mola!
Nos tocaba defender. La pivote... Era como Obélix, pero en gordo. Haceros una idea. Era un tonel relleno de arena, e imposible de mover... Menos para Nuria. Cuando ésta recibió balón, mi prima la cubrió con tal velocidad que no pudimos decir "falete" antes de que lo cogiera, saliera corriendo y marcara un contraataque digno de ASOBAL. 2-0, y en un minuto.
A la hora del ataque, empezamos a improvisar cruces, dejadas (balón lanzado hacia arriba para que otra se lance a cogerlo), toda clase de pases y hasta FLIES (una salta para tirar, le pasa a otra que ya está en el aire y ésta tira).
---*---*---*---*---*
Primer cacho terminado, el segundo está casi casi. Esto está publicado desde el móvil, así que disculpadme tildes, pequeñas confusiones de letras, puntos en vez de espacio, tamaño de letra y que no os pusiera el link de la canción. Mañana si puedo lo corrijo todo desde el PC ^^.
¡¡¡ByeBye X3!!!

 (Vale, no es de este blog, pero me encanta la firma X3)

2 comentarios: